ME DUELEN LAS MANOS DE MI PADRE

 

Llueve en la calle. La lluvia golpea el cristal de la ventana….

Ya no estoy acostumbrada al tintineo diligente del elemento que sacia a la tierra seca…. Pero…. si estáis ahí ¡¡¡pasad!!!

Ausencia prolongada la mía. A saber cuantas veces habéis venido encontrando la casa vacía, fidelidad incomparable la vuestra…..Disculpad el desorden, pero…así he andado estos días “desordenada”….mmmmm agradable aroma ¿oléis?  ¡nuestro café!  Os esperaba….

Leía el otro día un artículo sobre uno de los Grandes de nuestra Tierra, Miguel Hernandez ( considerable peso tuvo este hombre sobre mi….), y pocas horas más tardes, también aparece una frase suya en mi facebook : “UNA GOTA DE PURA VALENTIA VALE MAS QUE UN OCEANO COBARDE”, y como no podía ser de otra forma,( Montse es peculiar porque nada pasa indiferente a través de ella, pues ya os he referido en alguna ocasión que es el “sentir” lo que nos da la peculiaridad de ser quienes somos) , se encendió el piloto de la punzadita aguda del sentimiento, de la incomodidad social…por llamarlo de alguna forma….

Y es que, me incomoda que un océano inmenso y profundo no brame sobre el río putrefacto que vierte su inmundicia en él, río muerto por la codicia de lo ajeno, río muerto por faltar el respeto a esas ” manos” de las que dice El Poeta

Conducen herrerías, azadas y telares,
muerden metales, montes, raptan hachas, encinas,
y construyen, si quieren, hasta en los mismos mares
fábricas, pueblos, minas….
Manos doloridas, curtidas, renegridas y agrietadas….manos laboriosas, manos honestas, fieles…ahora “desoladas”….manos ensalzadas por corazones agradecidos:

“Qué hermosas son las manos
del humilde labrador;
que se sumen en la tierra,
que trabajan sol a sol.” Sandro.

“Levántate y mira la montaña
de donde viene el viento, el sol y el agua.
Tú que manejas el curso de los ríos,
tú que sembraste el vuelo de tu alma.
Levantate y mirate las manos…” Victor Jara

Río miserable de políticos sin escrúpulos! ahítos del sudor de esas manos….
Me duelen las manos de mi padre, manos hechas en el campo, manos de las que nunca recibí un golpe, manos generosas, manos protectoras, manos incansables, manos inquebrantables…..¡¡manos despreciadas!!

¡¡¡Necios, usureros! mala plaga de conciencias aletargadas!!

Me duelen las manos de mi padre…..esas manos sublimes que adoptaron el color de aquello con que se mezclaba, esa tierra fértil y agradecida, esos olivos de graciosa plata….manos sabias..

Me duelen las manos de mi padre en el corazón, en la conciencia, en el alma…Manos que me hablaron, que me hablan…manos que me lloran, que se quejan, ¡que claman….!

Imponentes manos de hombres y mujeres imponentes, que fueron,¡ que son gotas valientes! , manos que hacen estallar el “Estridor” para que el océano cobarde brame, engulla con avidez ese río muerto, putrefacto veneno mortal para esta Tierra de Hombres Grandes….y es que…

 ¡soy hija del campo!

 Y me duelen las manos de mi padre….

 

LAS MANOS 

Miguel Hernandez

Dos especies de manos se enfrentan en la vida,
brotan del corazón, irrumpen por los brazos,
saltan, y desembocan sobre la luz herida
a golpes, a zarpazos.

La mano es la herramienta del alma, su mensaje,
y el cuerpo tiene en ella su rama combatiente.
Alzad, moved las manos en un gran oleaje,
hombres de mi simiente.

Ante la aurora veo surgir las manos puras
de los trabajadores terrestres y marinos,
como una primavera de alegres dentaduras,
de dedos matutinos.

Endurecidamente pobladas de sudores,
retumbantes las venas desde las uñas rotas,
constelan los espacios de andamios y clamores,
relámpagos y gotas.

Conducen herrerías, azadas y telares,
muerden metales, montes, raptan hachas, encinas,
y construyen, si quieren, hasta en los mismos mares
fábricas, pueblos, minas.

Estas sonoras manos oscuras y lucientes
las reviste una piel de invencible corteza,
y son inagotables y generosas fuentes
de vida y de riqueza.

Como si con los astros el polvo peleara,
como si los planetas lucharan con gusanos,
la especie de las manos trabajadora y clara
lucha con otras manos.

Feroces y reunidas en un bando sangriento
avanzan al hundirse los cielos vespertinos
unas manos de hueso lívido y avariento,
paisaje de asesinos.

No han sonado: no cantan. Sus dedos vagan roncos,
mudamente aletean, se ciernen, se propagan.
Ni tejieron la pana, ni mecieron los troncos,
y blandas de ocio vagan.

Empuñan crucifijos y acaparan tesoros
que a nadie corresponden sino a quien los labora,
y sus mudos crepúsculos absorben los sonoros
caudales de la aurora.

Orgullo de puñales, arma de bombardeos
con un cáliz, un crimen y un muerto en cada uña:
ejecutoras pálidas de los negros deseos
que la avaricia empuña.

¿Quién lavará estas manos fangosas que se extienden
al agua y la deshonran, enrojecen y estragan?
Nadie lavará manos que en el puñal se encienden
y en el amor se apagan.

Las laboriosas manos de los trabajadores
caerán sobre vosotras con dientes y cuchillas.
Y las verán cortadas tantos explotadores
en sus mismas rodillas.

 

Grandeza de un grande…para las almas puras.

¡¡Miseria para los miserables,

especuladores de vidas ajenas!!

Anuncios

Acerca de Granu

En la composición de mi historia, las Parcas no dan " puntá" sin hilo. Nací entre telas, jugué con agujas, alfileres y dedales, diseñando el patrón de cada segundo por venir, para que no hubiese dos iguales. Así, al final, podré reirme de todos los días que cosí, con estilo propio, sin dejar ocasión de intervenir a deidades caprichosas y universos cabrones. Míos son los errores, mío será el milagro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ME DUELEN LAS MANOS DE MI PADRE

  1. Rocio Lara dijo:

    Animo companera,desde nuestra trinchera-puesto de trabajo te seguimos animando para que nos cuentes tus pensamientos tan guerrrilleros como los sientes…Nos unimos a tí,en tu pensar y en tu forma de describir este mundo que nos duele vivir.Lucharemos para cambiarlo como madres que hemos dado y seguiremos hasta el final de nuestros dias dando la vida por nuestro futuro que son nuestros hijos.Besos Rocio y Miriam….mua,mua,muaaaaa.

    • tebas2005 dijo:

      Bueno, bueno , bueno……este comentario preñado de efusivo afecto, no sólo m ha emocionado, sino que también me ha hecho darme cuenta cuanto os echo de menos y qué buen equipo formamos!. Cuanta razón teneis en eso de las trincheras…y es que atrincheradas estamos, aguantando la mecha del bombardeo de decisiones indecentes, indecentemente tomadas por sujetos no menos que indeseables……y ya sabeis a que me refiero….que a buen entendedor, con pocas palabras basta…
      Aqui teneis vuestro saloncito, sitio para vosatras siempre habrá, y que nos sirva de canal para expresar publicamente todas aquellos agravios que tanto nos incomodan, porque vosotras, sois tan guerreras como yo!

  2. Ana dijo:

    Lo que hemos heredado de nuestros padres,tenemos que volver a ganar apulso, o nunca sera nuestro.Si yo pudiera enumerar cuanto debo a mis antecesores,no me quedaria mucho en propiedad….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s