¿Por qué…?

Las cuestiones sin solución, han sido y son una constante en mi vida. Pero nunca un golpe semejante me había dejado tan desnortada como tu ausencia….

 Aún teniendo a flor de piel, en carne viva y en mi alma desgarrada todo lo que eres para mí, quiero hacerte saber lo mucho que me has enfadado, Madre Mary….

 Nunca pensé fueses capaz de hacerme esto….Dejarme en medio de un vacío tan grande, que, ni regocijándome en el lamento de mi llanto, puedo en medida alguna cubrir…

Mira que quiero al Duende, a ese Granuja que te devolvió la sonrisa en el día de Reyes. Pero ni siquiera su magia puede disipar este insoportable dolor del saber que no volveré a oír tu voz…Como nunca más refunfuñaré por mandarme tú a espumar el puchero…Nunca más en tus manos la aguja y el dedal…Nunca más verte acurrucada en tu sillón con el Duende, contándole o enseñándole…Nunca más verte tomar el fresco de la tarde y de la noche en los veranos de la calle San Benito…Nunca más….¡Rotunda desolación!

 ¿Te acuerdas cuando nos fuimos a Sevilla, las dos, en mi primer año de Universidad?

¿Te acuerdas como me escapaba de mi cama buscando ese calor, incluso en verano, que sólo Tù me podías dar…?

¿Te acuerdas cuando me hacías la ropa, las pruebas, las discusiones por el largo y por el ancho….?  ¡Cuánto eres para mí, Abuela….!   ¡¡¡Cuanto!!!!

¿Te acuerdas de aquel frío diciembre preparando la canastilla para la llegada del Duende…? ¡Y la sorpresa que nos dio! Se hizo la magia en nuestras vidas,  Madre Mary….Nunca olvidaré cuando lo tomaste en tus brazos para iluminar la oscuridad de tu recuerdo.  El Duende, nuestro Sol….

 ¡Ay, Madre…! ¡Madre Mary….! ¡Qué frío tan grande el último momento a tu lado! Fría tu cara, frías tus manos, frío tu cuerpo….¡Qué fría estabas…! ¿Por qué ya no querías mi calor….? Llegué tarde…Corrí  cuanto pude…Te habías ido…Te fuiste…Sin decirme adiós…

 Toda una vida, la más intensa de las vidas, en un instante, en un momento…Sin despedida.

  Dónde quiera que estés, porque sé que estás…No te olvides de mí, porque nunca te querrá nadie, como te quiero yo.

 A la mujer salvaje más sublime e imponente que haya podido existir jamás:

 Mi Madre Mary,

Mi abuela,

María Neyra.

Anuncios

Acerca de Granu

En la composición de mi historia, las Parcas no dan " puntá" sin hilo. Nací entre telas, jugué con agujas, alfileres y dedales, diseñando el patrón de cada segundo por venir, para que no hubiese dos iguales. Así, al final, podré reirme de todos los días que cosí, con estilo propio, sin dejar ocasión de intervenir a deidades caprichosas y universos cabrones. Míos son los errores, mío será el milagro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Por qué…?

  1. José Antonio Falcón Gallardo dijo:

    Nadie mejor que yo sabe lo que se te ha ido.se que será muy duro porque ella estaba en cada rincón.a donde quiera que fuéramos nunca te olvidabas de ella.siempre tenías que llevarle su detallito.ojalá puedas ir llenando ese hueco com los que te queremos que no son ppocos.siempre la llevarás en tu mente y en tu corazón porque era como una guía.siempre dándote consejos para todo.seguirá estando en todos lados será tu dios.fuerza para Seguir adelante y combatir con esta mierda e injusta vida.TE QUIERO.

  2. rosa dijo:

    Resuena triste el tambor compañera,se tiñe de amargura,te acoge en tu duelo y recoge sin consuelo los sentimientos que sobre él emanas,mas ,son hoy lastimeros del alma,crujir de tu corazon no sin ser bellas palabras,enjugadas de amargas lagrimas,negras como la noche ,como el luto impuesto!! Mari apuró su tiempo rodeada de mucho amor,tanto que ahora servirá pa disipar un poco vuestro tremendo dolo.Desde este,tu tambor,te mando a ti y a toda su familia mi mas
    sentido pesame. Muchos besos,compañera

  3. paqui martinez dijo:

    que palabras tan bonitas ,montse,me has echo llorar,cuanto sentimiento,pero el dolor pasara poco ha poco,mas nunca el recuerdo,el recuerdo es lo que nos queda de los que se van,y no habrá ni un solo dia en el que no los añoremos,ha mi se me fue mi madre en un segundo igual que la abuela Mari,pero animo ,y recuerad siempre lo mas bonito,un abrazo,

  4. lamentando la pérdida que representa para ti, sólo se me ocurre recurrir a lo sobradamente sabido; se te ha ido alguien a quien nunca olvidarás, en eso radica la magia de la vida, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s