Razones….

20150918_093844-01

No es nada nuevo decir que me pierde el rojo, me maravilla el verde y me seduce el negro. Son los colores de la vida. Rojo sangre , rojo deseo, labios rojos de rojos besos, rojo rubor, rojo calor… Verde antojo, verdes horizontes, verde ilusión, verdes propósitos y promesas, verde Fé, caminos verdes de verdes veredas… Negro…el negro subraya y perfila todo. Ciego y desamparado, sin luz , auténtico y luminoso , sordo o difuminado , tentador y silencioso , ,dulce, suave e iluminado…

Cuando la duda me parte, no razono, no soy cautiva del método reflexivo. Bebo elixir de vida y visto el tricolor : negros zapatos, rojo vestido y verde corazón. No hay razones sólo pulsión… Tan…tan… dumb…tan… El corazón es un tambor que marca el compás de la danza más bella… Pero el hombre, neciamente, necesita razonar aquello que no debe ser ni siquiera pensado, mil razones falsas para no encontrar a Dios en cada fragmento de  esa danza , en unos ojos, una planta, una gota de agua… y volverse loco de amor .Ser racional, olvidando la alegría de vivir bailando , en cuanto le inculcan el uso de la razón…

Ahora es cuando me enciendo en la raíz de mis colores y paso a ser “cabrona”, o lo que viene a ser ” mujer irracional,  que no razona”, hace, dice y siente ” sin razón”, sólo por el placer de saborear el gusto de cada instante…. Maravilloso…. Reirse en cueros del hábito razonable , carcelero del alma , verdugo del corazón… Reír y maravillarse en cada giro de locura , moral y socialmente  despreciable ,condenable … Pobres muertos racionales….victimas de la estafa del ” criterio de inclusión”, de pertenencia al grupo… Pues no hay razón para amar y ser amado… La mujer no ” piensa ni razona ” el parto, pare Vida desde el Amor.

Vivir debería ser como parír todos los días…

Anuncios

Acerca de Granu

En la composición de mi historia, las Parcas no dan " puntá" sin hilo. Nací entre telas, jugué con agujas, alfileres y dedales, diseñando el patrón de cada segundo por venir, para que no hubiese dos iguales. Así, al final, podré reirme de todos los días que cosí, con estilo propio, sin dejar ocasión de intervenir a deidades caprichosas y universos cabrones. Míos son los errores, mío será el milagro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s