El sombrero.

IMG-20170515-WA0001.jpg

Yo tengo un sombrero, mu pinturero, de palma buena, recogida en mi pueblo, en un rincón de la Sierra Morena.

Mi sombrero pinturero, me lo hizo Manuela, vecina de la calle y comadre de mi abuela. Y como eran dos las Manuelas comadres de la calle San Benito , preciso que mi sombrero me lo hizo La Piñona, la otra Manuela, la de Ana, me daba reculillos de café negro con zurrapa, y manzanitas verdes chiquititas, del manzano del corral , y de vez en cuando, me dejaba estrujarle las ubres a la cabra, cuando la ordeñaba, para conformarme y así me callara… Manuela,  la de Ana, era mujer de pocas palabras, pero cuando abría la boca, dictaba sentencia y caía toda una acera de casas.

Para las mujeres de mi calle,  las de mi pueblo en general, las de la época de mi abuela, las de aquella Andalucía descuidada, desatendida, ninguneada… De carnes quemadas por el sol del campo, de manos agrietadas por la tierra y por la azada… Para aquellas mujeres, la vida no tuvo piedad, y a la que no le dió un revés, la cogió por derecho, como a mi abuela, antes de que pudieran sentirse mujer… Y , aún así, les quedaban ganas para reirse de su sombra, y de alguna que otra ” marquesa de coño duro”, que también crió esta tierra.

Resulta, que un día que fui con mi madre a Sevilla, al médico, a la consulta de Don Jesús Vida ( era por estas fechas, porque   hacía calor pero no era verano, ya que aún tenía colegio),ví por la calle a una niña, mayor que yo, con su madre, llevaba una pamelita rosa, con un lacito blanco, y a mí, como niña que era, se me antojó. Mi madre hizo oídos sordos a todas mis insinuaciones, insinuaciones que pasaron a ser directas peticiones, peticiones que abrieron la puerta a los pucheros, pucheros que mi madre intentó callar con un paquete de caramelos…

Cuando llegamos al pueblo, y llegué a mi casa, dejé por imposible a mi madre y colmé de impertinencias a mi abuela, cosa que ella zanjó cogiéndome de la mano y llevándome ” an cá” Manuela, La Piñona.

Manuela , La Piñona, tenía unas manos prodigiosas, conocía y sabía el arte de la empleita . De la palma verde del campo, limpia,  sequita y bien curá, hacía espuertas, escobas, sopletillos para la copa, alfombras, sombreros… Mi abuela le pidió una pamela, pa la niña caprichosa.

Cierro los ojos, y veo a Manuela, con su sonrisa socarrona, su vestido negro, y su moñito blanco recogido en el cuello… ¡Y su sordera!, el pitidito del sonotone, ajustándoselo para la conversación con mi abuela…

Nunca tuve pamela, porque yo no era fina, no soy fina, ni de ciudad… Pero entonces no lo entendía. Manuela, La Piñona, me hizo un sombrero, pinturero, para toda mi vida, la mejor referencia a mi raíz, a lo que soy, a lo que fui, y a la memoria de su recuerdo, de aquellos días imperecederos , de mi infancia maravillosa y feliz.

Granu.

Anuncios

Acerca de Granu

En la composición de mi historia, las Parcas no dan " puntá" sin hilo. Nací entre telas, jugué con agujas, alfileres y dedales, diseñando el patrón de cada segundo por venir, para que no hubiese dos iguales. Así, al final, podré reirme de todos los días que cosí, con estilo propio, sin dejar ocasión de intervenir a deidades caprichosas y universos cabrones. Míos son los errores, mío será el milagro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El sombrero.

  1. Gloria Amparo Edo Ridaura dijo:

    Que recuerdos más bonitos… Y que bien los haces llegar a mi corazón removiendo los míos!!! Gracias Granu!! Podrías ponerlo en El Racó, voy a empezar a poner recuerdos de infancia y haber si se os animáis y ponéis los vuestros, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s