Muerta y enterrada. ( Señorita Fiyi)

20180720_111049_Film5-01-01

Aquella vez, Don Cipriano, como otras tantas…también se me rompió la vida, pero ya estaba tan harta…tan harta… Me escocía la indecencia de cada mentira ,de cada ausencia falsificada en cada jironcito de mi alma arrastrada, sin dignidad…  Me rendí a la evidencia de las circunstancias , de la misma manera que  el agónico se rinde a su sino final : mordiendo el aire en cada intento inútil de asirse a una vida que se le escapa. Yo quería que me doliese, retorcerme en el dolor , llenarme de odio y de rabia, ¡ dolerme y odiar!,  que el infierno me devorase las entrañas y nunca más pudiese hacer de tripas corazón. Estaba tan cansada…tan cansada… Nunca logré cogerle el pulso a la vida y sin embargo, se me daba tan bien morir… Pero esta vez, quise acabar con todo, sin dejar migaja, porque no cabían más resurrecciones.

Deshauciada, sin paliativos, abandonada en un margen vacío de un quimera sin causa…  seca de amor… Muerta y enterrada.

Señorita Fiyi.

Anuncios

Acerca de Granu

En la composición de mi historia, las Parcas no dan " puntá" sin hilo. Nací entre telas, jugué con agujas, alfileres y dedales, diseñando el patrón de cada segundo por venir, para que no hubiese dos iguales. Así, al final, podré reirme de todos los días que cosí, con estilo propio, sin dejar ocasión de intervenir a deidades caprichosas y universos cabrones. Míos son los errores, mío será el milagro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s